El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reveló que en agosto de 2018 el Índice Nacional de Precios al Consumidor presentó un crecimiento de 0.58 por ciento, y una tasa de inflación anual de 4.90 por ciento.

De esta manera, la tasa de inflación anual subió a 4.90 por ciento durante el octavo mes del año, su mayor nivel desde marzo, cuando fue de 5.04 por ciento.

Los productos que más subieron de precio fueron la cebolla, el limón, el jitomate y la gasolina de bajo octanaje. En contraste, los que más bajaron de precio fueron el transporte aéreo, el tomate verde y la uva. La inflación se explicó por una variación del 8.80 por ciento anual en el precio de los productos agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno (índice no subyacente).